AFP

Voluntarios y trabajadores del ayuntamiento de Tel Aviv construyeron una torre armada con piezas del juego Lego, de 36 metros de altura, para batir un récord mundial.