AFP

Una niña que al nacer pesó 245 gramos -equivalente a una manzana grande- se convirtió en el bebé más pequeño del mundo, informó el miércoles un hospital de Estados Unidos tras darle de alta cinco meses después de permanecer en cuidados intensivos.