AFP

Un oso polar hambriento fue localizado en las afueras de la ciudad industrial de Norilsk, en el Ártico Ruso, cuando estaba buscando comida entre la basura, a más de 800 kilómetros de su hábitat tradicional.