La reconocida marca Umbro ha decidido utilizar a las mujeres de los famosos futbolistas de las distintas selecciones que participan en el Mundial para vender.