Cónclave: De manera excepcional, el Vaticano mostró el palacio de Castel Gandolfo. Castel Gandolfo, bañado por el lago Albano, se encuentra a una treintena de kilómetros al sur de Roma y en 1626 el papa Urbano VIII lo mandó construir como residencia de campo para pasar el verano.