Estados Unidos investiga "mortalidad inusual" de delfines en la costa atlántica del país.