Hallan durmiendo a boa que aterrorizó a vecinos de Buenos Aires. Foto/Tomada de @MinagrariosBA

AFP

Margarita, una boa de unos tres metros, fue hallada enroscada en el interior de un armario de la casa donde vivía con su dueño, tras desaparecer durante cuatro días y movilizar a bomberos, defensa civil y veterinarios para calmar los nervios del vecindario.

"La boa Margarita estaba reposando bien enroscada en un armario de la casa de su dueño", dijo a la AFP un portavoz de Defensa Civil de Banfield.

Publicidad

El animal, una hembra de unos 30 kilos, fue incautado hasta tanto un fiscal decida su traslado a un serpentario en la ciudad de La Plata, 62 km al sur de Buenos Aires.

El domingo el dueño le había dado de comer "y se ve que comió bien porque todavía parecía estar haciendo la digestión", ironizó el funcionario.

Publicidad

Blanca Ferreira, presidenta de la Asociación Protectora de Animales de Ezeiza, explicó a la AFP que es ilegal poseer este tipo de animales como mascotas en Argentina, donde rige una protección para la fauna autóctona y animales exóticos.

Por el momento se desconoce la penalidad que recaerá sobre el dueño de la boa constrictora oriunda del norte argentino.

Desde que el domingo trascendió que la boa Margarita se había escapado, los vecinos dijeron que no podían dormir tranquilos.

Su dueño la mantenía en una pecera acondicionada en la sala de estar y la dejaba pasear libremente por el interior de su casa.

Los vecinos solicitaron la intervención de la justicia y el dueño de Margarita debió declarar ante la policía.

En enero pasado un caso similar, pero con una pitón de 3,5 metros causó pánico en otra localidad afuera de Buenos Aires, cuando una vecina la descubrió como mascota de un vecino y logró que el reptil fuera trasladado a un instituto de investigaciones de la capital argentina.

Publicidad

Publicidad