Esta madrugada los yihadistas del EI se hicieron con el control total del puesto fronterizo de Al Walid. Foto/EFE

EFE

Combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) ejecutaron hoy a diecinueve miembros de un clan de la provincia occidental iraquí de Al Anbar, cuya capital, Ramadi, cayó hace una semana en manos de los radicales, informó a Efe una fuente de seguridad.

Los extremistas interrumpieron el tráfico en un camino que conduce a la ciudad de Hadiza, en el oeste de Al Anbar, secuestraron a sus víctimas y luego las asesinaron tras acusarlas de respaldar a las fuerzas de seguridad y luchar contra el EI.

Publicidad

Por otro lado, la fuente explicó que las tropas de Bagdad, con la ayuda de clanes y la aviación de la coalición internacional repelieron hoy un ataque de los yihadistas a una urbanización cercana a la localidad de Al Bagdadi, a unos 70 kilómetros al oeste de Ramadi.

Los extremistas emplearon en el ataque coches bomba y cinturones con explosivos.

Publicidad

El EI capturó Ramadi la semana pasada, después de que las fuerzas de seguridad abandonaran sus posiciones, lo que generó el desplazamiento de miles de familias.

Esta madrugada los yihadistas del EI se hicieron con el control total del puesto fronterizo de Al Walid, situado en el norte de Al Anbar y que une Irak con Siria.

Los muyahidines del EI capturaron hoy la parte iraquí del paso, tres días después de arrebatar al régimen sirio la zona que controlaba.

Publicidad

Publicidad