AFP

La expresidenta destruida de Brasil, Dilma Rousseff, pidió “solidaridad internacional” con el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, que se encuentra en prisión desde el sábado por corrupción y que pretende presentarse como candidato a las elecciones presidenciales de octubre.