AFP

Rodeado de un fuerte operativo de seguridad, el líder norcoreano Kim Jong Un salió en la noche del lunes de su hotel para visitar atracciones de Singapur. Saludó y sonrió a una multitud de periodistas y curiosos.