EFE

La depresión tropical Florence, que ha dejado 31 muertos a su paso como huracán y tormenta por la costa sureste de EEUU, se degradó hoy a baja presión, pero continúa arrojando "intensas lluvias" en varios estados del norte de las zonas atlánticas, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).