AP

Unos buzos recuperaron un cuerpo cerca del sitio donde un barco con turistas surcoreanos naufragó la semana pasada luego de chocar con un crucero, informaron las autoridades de Hungría el lunes.

La agencia que encabeza los operativos de rescate dijo que buzos húngaros encontraron el cuerpo en las aguas del río Danubio el lunes por la mañana durante una inspección de los restos de la embarcación. Horas más tarde, el cuerpo fue llevado a la superficie por buzos de Corea del Sur que ayudan con las labores de búsqueda y rescate.

Publicidad

De momento no se proporcionó la identidad de la víctima.

Se confirmó que era una de las personas involucradas en el incidente ocurrido el miércoles por la noche en el Danubio. Veinte personas siguen desaparecidas.

Publicidad

Luego del naufragio, siete personas fueron rescatadas y se confirmó la muerte de otras siete.

Durante las labores de búsqueda y rescate del lunes, los familiares de algunos de los turistas surcoreanos desaparecidos observaron durante un momento las maniobras desde el puente Margit, ubicado sobre el sitio del accidente de la semana pasada.

El barco turístico, identificado como el “Hableany” (Sirena), naufragó tras chocar con un crucero cerca del edificio del Parlamento de Hungría.

Siete de las 35 personas que iban a bordo fueron rescatadas. Ahora son ocho las muertes confirmadas y se desconoce el paradero de 20 personas, incluido uno o dos miembros de la tripulación.

Durante una conferencia de prensa, el director de la agencia gubernamental a cargo de coordinar las labores de búsqueda y rescate dijo que húngaros y surcoreanos participaban en las inmersiones destinadas a recuperar cualquier cuerpo que estuviera atrapado en los restos de la embarcación.

“Haremos todo excepto por una cosa: entrar a los restos del barco está estrictamente prohibido”, comentó Janos Hajdu. “Es una maniobra peligrosa, pero en esto estamos de acuerdo con nuestros socios”.

Publicidad

Publicidad