AFP

La emblemática Zona Verde de Bagdad fue sede del gobierno del exdictador Sadam Husein, símbolo de la ocupación estadounidense y ejemplo del abismo entre élite y pueblo, que tenía prohibida la entrada. Ahora abre para todos.