AFP

De niña, Katiuska Camargo y sus tres hermanos vivían entre montañas de basura en Petare, la barriada más grande de Venezuela. Empeñada en cambiar esa escena de su infancia agarró una escoba para rescatar la autoestima de su comunidad.