AFP

Cuarenta y cuatro manifestantes detenidos en Hong Kong durante la violencia que salpicó las recientes manifestaciones prodemocracia serían inculpados en Hong Kong por participación en disturbios, un delito que puede acarrear hasta diez años de cárcel.