AFP

Dos curas y un jardinero comparecieron como acusados en el juicio que comenzó el lunes por el abuso sexual de una veintena de niños sordos en el Instituto Próvolo de Mendoza, un caso que sacude a la Iglesia católica argentina.