AFP

Cientos de miles de personas se manifestaron el domingo en Hong Kong, desafiando a la policía y a una lluvia tropical y demostrando que la protesta mantiene su popularidad a pesar de los episodios de violencia y la amenaza de intervención de Pekín.