AFP

Un masivo despliegue policial en Hong Kong impidió ayer sábado a los manifestantes prodemocracia perturbar el funcionamiento del aeropuerto, tres días después de que el gobierno cediera en una de las principales reivindicaciones del movimiento.