AFP

El gobierno de Jair Bolsonaro dijo el martes que continúa investigando la procedencia de las misteriosas manchas de petróleo que aparecieron en más de un centenar de playas del noreste de Brasil, las cuales el presidente atribuye, por el momento, a un acto criminal.