AFP

Las fuerzas turcas y sus aliados sirios entraron el sábado en una ciudad kurda estratégica del norte de Siria donde continúan los combates, y Turquía se mostró decidida a proseguir su ofensiva a pesar del aluvión de críticas internacionales y las amenazas de sanciones estadounidenses.