AFP

Cinco indígenas murieron y seis quedaron heridos el martes en el suroeste de Colombia, en un ataque que autoridades atribuyeron a guerrilleros de las FARC que se apartaron del proceso de paz, y que fue condenado por el presidente Iván Duque y la misión de la ONU.