AFP

Paralizada políticamente, España vuelve a las urnas el domingo por cuarta vez en cuatro años, con una crisis abierta en Cataluña que podría favorecer al partido de extrema derecha Vox.