AFP

Un joven estadounidense desafió el frío polar y las nevadas en Alaska durante más de 20 días, sin techo después de que se incendiara su refugio.