AFP

El Reino Unido se convertirá, una hora antes de medianoche, en el primer país que abandona la Unión Europea. Un momento histórico durante mucho tiempo incierto y que, con júbilo para unos y tristeza para otros, abre un futuro en solitario.