Según informes iniciales, el número total de mineros atrapados entre las rocas llegaba a la veintena

EFE

Tres mineros, uno de ellos herido, fueron rescatados hoy con vida de una mina de oro abandonada en el área central de Zimbabue, que se derrumbó el pasado 5 de enero y en la que han muerto otros dos trabajadores, cuyos cadáveres fueron recuperados ayer, jueves, informaron hoy fuentes oficiales.

Publicidad

Según informes iniciales, el número total de mineros atrapados entre las rocas llegaba a la veintena, pero una misión de rescate organizada hoy por la Unidad de Protección Civil e ingenieros del Ejército de Zimbabue redujo esa cifra a cinco.

"Hasta donde sabemos, cinco personas quedaron atrapadas bajo tierra. Dos salieron sanas y salvas y dos murieron, mientras que otra resultó herida", aseguró el viernes Fortune Mupungu, presidente de la Unidad de Protección Civil de Zimbabue a la televisión estatal ZBC.

Publicidad

El suceso se produjo la noche del 5 de enero, cuando colapsó un pozo de la mina Globe y Phoenix en Kwekwe, a unos 200 kilómetros al oeste de la capital de Zimbabue, Harare.

Los mineros eran buscadores de oro ilegales -también llamados artesanales- que se habían establecido en esta mina pese a que las operaciones oficiales concluyeron en 2007.

En febrero de 2019 al menos otros 24 mineros artesanales murieron cuando los pozos en otra mina de oro abandonada en Kadoma, al oeste de Harare, se inundaron durante una fuerte tormenta.

Numerosas minas de oro en Zimbabue han sido abandonadas en los últimos años por firmas extranjeras tras dejar de ser viables o porque su explotación resultaba demasiado cara.

Los mineros ilegales que las ocupan -armados con poco más que antorchas, picos y palas- tienen la ventaja de no asumir los mismos gastos que las empresas mineras reguladas, como salarios, electricidad y necesidad de moneda extranjera.

El Gobierno de Zimbabue se ha desentendido del asunto durante años y continúa comprando oro a estos mineros ilegales, que solo en 2018 extrajeron dos tercios de las más de 30 toneladas de oro que produjo el país.

Publicidad

Publicidad