AFP

Cinco minutos y por videollamada, es la alternativa que ofrecen las autoridades del estado mexicano de Jalisco (oeste) ante la suspensión de las visitas carcelarias por la pandemia a los familiares de los reclusos.