AFP

Calles vacías, bares cerrados, encuentros de amigos postergados y teletrabajo si es posible. La imagen se repite en diversos puntos de Europa donde el sábado entraron en vigor medidas más drásticas para frenar la segunda ola de la pandemia del nuevo coronavirus.