AFP

Decenas de miles de personas se reunieron el domingo en la céntrica Plaza Italia de Santiago para conmemorar un año del inicio de las protestas sociales en Chile, en un clima mayoritariamente festivo opacado por el incendio de una iglesia, saqueos, y otros incidentes violentos.