AFP

Los restos de José Gregorio Hernández, un médico venerado en Venezuela como "santo", fueron exhumados el lunes por la iglesia católica en Caracas en una ceremonia a puerta cerrada por el covid-19; paso previo a su beatificación.