AFP

El olor a humedad penetra las paredes de casas agrietadas por la furia del agua, mientras automóviles permanecen incrustados en el barro tras una de las inundaciones que han asolado varios estados de Venezuela en el último trimestre..