EFE

Los 50 estados de EE.UU. y el distrito de Columbia están compitiendo entre sí para obtener los primeros cargamentos de la vacuna contra la COVID-19, mientras que el número de muertes se ha disparado y, en reacción, las autoridades federales han pedido el uso de mascarilla en todo momento.