Nigeria Internacionales -  21 de diciembre 2020 - 13:15hs

Cinco militares muertos y 35 civiles secuestrados en ataques yihadistas en Nigeria

Yihadistas afiliados al grupo Estado Islámico en África del Oeste (Iswap) mataron el sábado por la noche a cinco soldados nigerianos en una emboscada contra un convoy militar en el Estado de Borno (noreste de Nigeria), anunciaron fuentes de seguridad.

 Embed      

Los combatientes de esta rama de Boko Haram , afiliada al grupo Estado Islámico (EI), también secuestraron a 35 personas el viernes y mataron a una mujer en un ataque contra otro convoy de civiles en la misma región, según indicaron otras dos fuentes de seguridad.

El sábado por la noche, un grupo de yihadistas, armados con lanza-cohetes, abrieron fuego contra el convoy militar a las afueras de la ciudad de Mafa, a 44 kilómetros de Maiduguri, capital del Estado de Borno.

"Los terroristas lanzaron una granada contra el convoy que alcanzó un vehículo en el que se encontraban cinco soldados", declaró a la AFP una fuente de seguridad, que pidió el anonimato.

"Los cinco soldados murieron", según esta fuente. El balance fue confirmado por otra fuente de seguridad, que añadió que los insurgentes se apoderaron de dos vehículos militares.

El ISWAP, que se escindió de Boko Haram en 2016, ha incrementado sus ataques contra las fuerzas armadas y ha matado a decenas o centenares de soldados nigerianos, y también se le imputan ataques contra civiles, cada vez más frecuentes.

El viernes por la tarde, los yiahdistas tendieron una emboscada contra un convoy de vehículos en el que viajaban civiles, en una autopista que conecta Maiduguri con Damaturu, una ciudad situada en el Estado de Yobe (aledaño).

"Los insurgentes llegaron en cinco camiones equipados con ametralladoras y levantaron barricadas en al autopista. Secuestraron a 35 personas y mataron a una", declaró el domingo a la AFP el responsable de una milicia antiyihadista progubernamental, Umar Ari.

Los yihadistas saquearon nueve de los vehículos de los viajeros e incendiaron un camión y dos automóviles.

Más de 36.000 personas han muerto y unos 2 millones tuvieron que abandonar sus hogares en la última década a causa de violencia en el noreste de Nigeria.

En esta nota: