Toronto Internacionales -  8 de junio 2021 - 13:13hs

Indígenas canadienses quieren ir al Vaticano para exigir disculpas del papa Francisco

El anuncio se produce tras el descubrimiento de los restos de 215 niños indígenas en tumbas no señaladas en los terrenos de una antigua residencia escolar.

Las dos principales organizaciones indígenas de Canadá están planificando una visita al papa Francisco en el Vaticano, que se produciría en noviembre de este año, para exigirle una disculpa pública por el papel de la Iglesia en el sistema de escuelas residenciales canadienses.

El anuncio se produce poco después del descubrimiento de los restos de 215 niños indígenas en tumbas no señaladas en los terrenos de una antigua residencia escolar en la localidad de Kamloops, en el oeste de Canadá.

El jefe de la Asamblea de Primeras Naciones (AFN por sus siglas en inglés), Perry Bellegarde, que representa a 643 grupos aborígenes y alrededor 1 millón de indígenas, y el vicepresidente del Consejo Nacional Métis (MNC), David Chartrand, que engloba a unos 600,000 franco indígenas, dijeron que están negociando con la Conferencia de Obispos Católicos de Canadá el envío al Vaticano de delegaciones.

"Nuestros niños desaparecidos no han recibido la dignidad y respeto, muertos o vivos, que se merecen todos los seres humanos", dijo Bellegarde a la radiotelevisión pública canadiense, CBC.

El internado gubernamental en el que fueron encontrados los restos de los niños, que llegó a ser el más grande del sistema de residencias escolares para indígenas de Canadá, fue gestionado por los Misioneros Oblatos entre 1902 y 1976.

Las residencias escolares eran internados establecidos entre 1890 y 1996 por las autoridades canadienses. Unos 150,000 niños indígenas fueron enviados a la fuerza a estos internados para eliminar su identidad y asimilarlos en la sociedad canadiense.

En los internados, los niños sufrieron abusos físicos, psicológicos y sexuales y se estima que al menos 4.000 murieron durante su estancia.

Tras el descubrimiento de los restos infantiles en Kamloops, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, cargó contra la Iglesia Católica y dijo que el Vaticano se tenía que disculpar y pedir perdón a la población indígena del país por los abusos cometidos en los internados.

Una encuesta dada a conocer hoy señaló que el 66 % de los canadienses considera que las instituciones religiosas que gestionaron los internados son responsables de los abusos mientras que un 34 % culpa al Gobierno canadiense.

En esta nota: