Chipre Internacionales -  3 de diciembre 2021 - 05:14hs

Papa y líder ortodoxo de Chipre se reúnen para reforzar lazos

Francisco ha hecho de la conexión de Chipre con las raíces del cristianismo un punto central de su visita.

El papa Francisco se reunió el viernes con el líder de la Iglesia ortodoxa griega de Chipre con el objetivo de seguir reparando las diferencias ideológicas y políticas entre el Occidente católico y el Oriente ortodoxo que se remontan a casi un milenio.

El arzobispo Chrysostomos II recibió a Francisco antes de un encuentro a puerta cerrada en el segundo de los tres días que durará la visita papal a Chipre. Más tarde participarán en el Santo Sínodo, el máximo órgano de decisión de la Iglesia ortodoxa griega. Está previsto que el pontífice presida una oración ecuménica con migrantes más adelante en el día.

Aunque Chipre supone una ínfima parte de la comunidad ortodoxa oriental, con unos 800,000 fieles, los líderes de su iglesia destacan el papel de la isla mediterránea como la “puerta” de la expansión del cristianismo hacia el oeste debido a su proximidad a la cuna de la fe.

El cristianismo llegó por primera vez a Chipre en el año 45 d.C., cuando el apóstol Pablo convirtió al gobernador romano de la isla, Sergius Paulus, en la primera parada de su primera misión para propagar la fe. Se dice que la iglesia chipriota fue fundada por otro apóstol, Bernabé.

Francisco ha hecho de la conexión de Chipre con las raíces del cristianismo un punto central de su visita. Los líderes de la iglesia local buscan reforzar sus lazos con la Santa Sede ya que las comunidades cristianas minoritarias de los países próximos temen que su fe pueda verse atacada en los conflictos armados.

Chipre sufre también las secuelas de la guerra. La nación quedó dividida por cuestiones étnicas en 1974 tras la invasión de Turquía luego de un golpe de Estado que pretendía unir la isla a Grecia. Tras la separación, 170,000 cristianos huyeron del escindido norte turcochipriota, donde se han destruido iglesias, monasterios y otros monumentos cristianos.

Decenas de miles de turcochipriotas musulmanes realizaron el camino a la inversa tras el final de las hostilidades.

La destrucción de los lugares de culto cristianos en uno de los temas clave que se espera que el arzobispo Chrysostomos aborde con Francisco, con la esperanza de que la influencia política del pontífice ayude a reactivar las estancadas conversaciones para la reunificación de la isla.

A su llegada al país el jueves, el papa instó a grecochipriotas y turcochipriotas a reanudar el diálogo y dijo que las amenazas y las demostraciones de fuerza solo alargan la “terrible laceración” que los isleños han soportado durante casi medio siglo.

“Alimentemos la esperanza con el poder de los gestos más que con gestos de poder", dijo Francisco al presidente del país, Nicos Anastasiades, y otros líderes gubernamentales en el Palacio Presidencial, ubicado en el sur, que está regido por los grecochipriotas.

Las posibilidades de reunificación nunca han sido tan sombrías como ahora. Los turcochiprioras, con su recién elegido líder Ersin Tatar, cambiaron sus requisitos previos para la paz y exigen el reconocimiento de un estado independiente antes de poder discutir ningún acuerdo.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: