Tonga Internacionales -  20 de enero 2022 - 06:15hs

Tonga recibe sus primeros vuelos de ayuda desde la erupción

Nueva Zelanda y Australia enviaron sendos aviones de transporte con contenedores que llevaban enseres para ayudar a los habitantes de Tonga.

Los primeros vuelos con agua potable y otros cargamentos de ayuda para Tonga llegaron por fin el jueves, una vez se retiró la ceniza de la pista de aterrizaje del principal aeropuerto del país tras una enorme erupción volcánica.

Nueva Zelanda y Australia enviaron sendos aviones de transporte con contenedores de agua, equipos para levantar refugios temporales, generadores, suministros de higiene y equipamiento de comunicaciones. El avión australiano incluía también una máquina barredora especial para mantener limpia la pista de aterrizaje.

Los primeros aviones con ayuda humanitaria llegan a Tonga

Las entregas se hicieron sin que el personal militar entrase en contacto con la gente en el aeropuerto de Tonga. El país, que no ha tenido ningún brote de COVID-19 y sólo ha registrado un caso desde el inicio de la pandemia, está muy preocupado por asegurarse de que los extranjeros no llevan el coronavirus a Tonga.

El contraalmirante James Gilmour, comandante de las Fuerzas Conjuntas de Nueva Zelanda, elogió el “esfuerzo titánico” de las tropas de Tonga “para despejar esa pista a mano. Y lo han logrado esta tarde”.

Australia señaló que la ayuda permitiría al gobierno cubrir las necesidades de la población y mantener las tareas inmediatas de limpieza.

También Japón indicó que enviaría agua potable y equipo para limpiar ceniza volcánica.

Unas 84.000 personas -más del 80% de la población de Tonga- se han visto afectadas por la erupción, según los reportes de Naciones Unidas, indicó el vocero de la ONU Stéphane Dujarric. Se han registrado tres muertes, varios heridos, pérdida de viviendas y contaminación de agua.

Las comunicaciones con el archipiélago seguían siendo limitadas, ya que la erupción del sábado y el tsunami posterior parecían haber roto el cable de fibra óptica que conecta a Tonga con el resto del mundo. Eso suponía que la mayoría de la gente no había podido utilizar internet o llamar al extranjero, aunque algunas redes telefónicas locales aún funcionaban.

Tres de las islas más pequeñas del país sufrieron graves daños por las olas de tsunami, según funcionarios y Cruz Roja.

“Al parecer todas las casas han sido destruidas en la isla de Mango y sólo quedan dos casas en la isla de Fonoifua, con daños extensos reportados en Nomuka”, dijo Dujarric. Había evacuaciones en marcha para la población de las islas, añadió.

Según las cifras del censo local, Mango tiene 36 habitantes, Fonoifua tiene 69 y Nomuka 239. La mayoría de los tonganos viven en la isla principal, Tongatapu, donde unas 50 casas fueron destruidas.

Por el momento, Tonga parecía haber evitado la destrucción generalizada temida en un principio.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: