Zimbabue Internacionales - 

Zimbabue usa monedas de oro contra la inflación

La medida fue anunciada el lunes por el Banco de la Reserva de Zimbabue, para impulsar la confianza en la divisa local.

Zimbabue venderá monedas de oro al público con el fin de ayudar a controlar la creciente inflación que ha erosionado aún más la inestable moneda del país.

La medida fue anunciada el lunes por el Banco de la Reserva de Zimbabue, para impulsar la confianza en la divisa local.

La confianza en la moneda de Zimbabue es escasa después de que la gente viera sus ahorros aniquilados por la hiperinflación de 2008, que alcanzó 5.000.000.000%, según el Fondo Monetario Internacional.

Con el recuerdo de aquella desastrosa inflación, muchos zimbabuenses prefieren hoy recurrir al mercado ilegal para conseguir dólares estadounidenses que guardan en casa como ahorros o para sus operaciones diarias. La confianza en la moneda de Zimbabue es tan baja que muchos minoristas no la aceptan.

El banco central distribuyó el lunes 2.000 monedas a los bancos comerciales.

El primer lote de monedas se acuñó fuera del país, pero eventualmente se producirán nacionalmente, según el gobernador del Banco de la Reserva de Zimbabue, John Mangudya.

Las monedas serán de curso legal, por lo que podrán utilizarse para comprar en los comercios, en función de si la tienda tiene suficiente cambio, dijo.

“El gobierno intenta moderar la elevadísima demanda de dólares estadounidenses, porque esta fuerte demanda no se corresponde con la oferta”, dijo el economista zimbabuense Prosper Chitambara.

Cualquier persona o empresa puede comprar las monedas en puntos de venta autorizados, como los bancos, y puede guardarlas en instituciones bancarias o llevárselas a casa, según un anuncio del banco central del país. Los extranjeros sólo pueden comprar las monedas en divisa extranjera, indicó el banco central.

Las monedas, que reciben el nombre de Mosi oa Tunya en la lengua local tonga, “tendrán la condición de activos líquidos, es decir, podrán ser fácilmente convertidas en efectivo, y serán negociables a nivel local e internacional".

"La moneda también podrá utilizarse con fines transaccionales”, afirma el banco central. Las personas que posean las monedas sólo podrán cambiarlas por dinero en efectivo transcurridos 180 días desde la fecha de compra, dijo el banco.

Según el banco central, las monedas, que pesan una onza troy cada una y tienen una pureza de 22 quilates, también pueden utilizarse como garantía para préstamos y créditos.

El precio de las monedas se determinará en función del precio de mercado internacional de oro, más un 5% por el costo de producción de la moneda. En el momento de la puesta en circulación, el lunes, el costo de la moneda Mosi oa Tunya era de 1.824 dólares.

A nivel internacional, las monedas de oro se utilizan en países como China, Sudáfrica y Australia para protegerse de la inflación y como oportunidad de inversión, aunque no se utilizan tanto como moneda de curso legal como prevé el banco central de Zimbabue, dijo Chitambara.

“En el caso de Zimbabue, nos encontramos en una situación de hiperinflación crónica, por lo que la expectativa es que se produzca una gran aceptación de estas monedas de oro”, afirmó. Sin embargo, la mayoría de los zimbabuenses luchan por su supervivencia diaria y no podrán comprarlas, dijo.

“Mucha gente no tiene dinero para el pan, y mucho menos para ahorrar”, indicó. “La expectativa es que indirectamente beneficie al ciudadano de a pie a través de la moderación de los precios”.

FUENTE: Associated Press