Raúl López Aranda

Una madre y su hijo alcanzaron un gran sueño, que consistía en su forma de agradecer al papa Francisco por el milagro recibido. A continuación les presentamos esta historia de fe.