Competencia muy reñida con la cual los rojos logran empatar el día.