Brath confiesa haber estado nervioso por conocer a la señora Luz Marina, mamá de Mónica. Pero, lo que Brath nunca se imaginó es que, la velada saldría de maravilla, ya que su suegra expresó su emoción por al fin conocer a su yerno.