Nixon arremete contra Facundo, quien se la pasa quejando y juzgando a todos a pesar de que no cumple con sus prácticas.