EFE

Una oda a la feminidad y la sensualidad en vestido fluidos es la apuesta del diseñador Stéphane Rolland, que en 17 espectaculares diseños vistió a una mujer casi recién salida de la mejor de las óperas, en un desfile celebrado en la exclusiva avenida de George V.