Aprovechando su visita en Las Tablas, Andrés y Daniel dejaron a un lado las competencias físicas y tuvieron un reto para ver quién se comía más rápido un sancocho.