EFE

A la altura de las grandes estrellas de la canción, Pablo Alborán fue recibido en el estadio Movistar Arena de Santiago entre los gritos y aplausos de sus miles de seguidoras chilenas que llenaron el recinto, quienes se dieron en cuerpo y alma al artista español, cuatro meses después de su actuación en el Festival de Viña del Mar.