Una ronda policial encontró un vehículo sospechoso en el sector de Cerro Azul, y gracias a la oportuna acción de las unidades, se logró evitar la comisión de un delito mayor.Se trataba de un busito blanco, con vidrios ahumados. Al acercarse a él, descubrieron que dentro del mismo había un adulto y una menor de once años de edad. Ésta no tenía puesta su ropa interior.