Por una semana, en la Policlínica de Especialidades Pediátricas, ha estado recluido un niño de seis años de edad, que fue víctima de un feroz perro.