Ante el incumplimiento de pago de las indemnizaciones prometidas a los propietarios de los buses "Diablo rojo" que saldrían del sistema de transporte público ante la llegada del Metro Bus, los transportistas aglutinados en la Cámara Nacional de Transporte han decidido tomar medidas enérgicas.