NITZIA RÍOS

Tras la sentencia de 3 años dictada por la Justicia italiana contra el empresario Valter Lavitola por extorsionar a la constructora Impregilo para que financiara obras en Panamá, algunos consideran que la administración de justicia panameña debería analizar la reapertura de los expedientes del caso en Panamá.