Irma Rodríguez Reyes

Aunque este jueves Otto se fortaleció como huracán de categoría 2 y entra a las costas de Nicaragua y Costa Rica, en Panamá la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) asegura que los riesgos y amenazas bajaron por este fenómeno y el país entra a una fase de recuperación después de los estragos de la tormenta.

"Todas las acciones están bajo control, la amenaza y los riesgos se reducen ampliamente", aseguró José Donderis, director del Sistema Nacional de Protección (Sinaproc).

Publicidad

Entre las actividades que se retoman, son los zarpes en la provincia de Bocas del Toro, a partir de las 3:00 p.m.

Sin embargo, Emilio Sempris viceministro de Ambiente agregó que el eveto huracanado no es particular y se reportarán precipitaciones que no deben generar ningún tipo de alarma a la población, y están mayormente relacionadas con la temporada lluviosa normal.

Panamá continuará el monitoreo por 24 horas, aunque la FTC por el momento no levanta las alertas amarillas y verdes, ordenadas para Bocas del Toro y el resto del país. Donderis solo explicó que al mediodía se hará el anuncio acerca de las alertas.

Además del monitoreo a nivel nacional, Panamá se mantiene en contacto con los nacionales que estén en Costa Rica y Nicaragua. Esto, a través de la activación del Centro de Coordinación de Información (Cecodi) de la Cancillería.

Publicidad