Astrid Carreño

La señora Elizabeth salvó su vida de milagro, un conductor en estado de ebriedad la arrolló cuando caminaba hacia la terminal de transporte en David, Chiriquí.