Astrid Carreño

En Chiriquí, el Ministerio de Trabajo ha recibido más de un centenar de solicitudes de empresas que quieren suspender contratos laborales con sus trabajadores.